Perfección

Nada más perfecto que las criaturas del Señor.

Ciertamente tienen la entrada anticipada a su reino.

Porque simplemente son perfectos.

En su cerebro sencillo y “primario” nunca aflora la codicia, la ambición y el rencor.

Solo emana la sencillez de una sabiduría humilde que siempre está en sinergia con la naturaleza.

Sin leyes y mandamientos viven en armonía,

sin idiomas ni doctrinas entienden y andan en lo correcto.

Su naturaleza de inocencia es irrespetada y aborrecida por los hombres.

Que en la complejidad de su cerebro supo tanto que halló la maldad.

Quizás trato de ser perfecto en la niñez.

Algo falló, todos lo saben, nadie lo admite.

Por su error ahora debe rogar por la perfección.

Emprendiendo hermosas luchas para ser simples.

Tanto se aprende de las criaturas del Señor,

que al despreciarlas y estar lejos de ellas.

Se pierde un poco del saber cómo ser perfectos.

Christian Casbaker, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s