Eramos

Éramos perfectos, ahora de errar nos construimos.

Lo teníamos todo y ahora sudamos por tener un poco.

Éramos grandes ahora somos mínimos ante la gigante mirada de un todo infinito.

Imperfectos aún sabemos cómo llegar a ser inmunes al mal.

Pero andamos a tumbos rodeando el abismo, orgullosos de no querer aceptar lo bueno.

De lo superfluo y efímero se alimenta las cortas horas de nuestro respirar.

Y no entendemos de la savia eterna de la que siempre nos han hablado.

Aún así el sol nos alumbra a todos …

 

Christian Kathartes, Colombia.

eden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s