Lecciones de cuarentena, La persona precisa.

Hoy en nuestra sección de Lecciones de Cuarentena, compartiremos una modesta reflexión sobre el intrincado planeta de las relaciones, una visión engendrada de la vida real y dispuesta para distintas interpretaciones.

Imagen tomada de la red.

No existe la persona ideal, ni el príncipe ni la princesa godos. Material humano perfecto no lo hay, quizás hace siglos se agotó – quién sabe -. Pero lo cierto es que al juntarse un par de mechudos que se atraigan es mejor que sean polos opuestos, para que así sea al principio – peleando – , se complementen y que la tortura del acoplamiento no dure tanto. Que la toxicidad no llegue a atormentar sus mortales existencias, terminando agarrados de las mechas botando al traste todo el tiempo invertido y en el mayor de los casos dejando hijos infelices y traumatizados.

Es un reto, una hazaña que vale la pena si la cosa es buena. Porque lo valioso de la vida debe saberse construir con tiempo, paciencia y dedicación – no eterna, ni sumisa – pero si lo suficiente para que la cosa sea perdurable y lleguen a viejo ilesos.

Christian E. Castiblanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s