Depuración

Poemas a Dios V

Se deshace el cielo en nubes destiladas, el viento danza al son enfurecido de la marcha caótica.

La depuración es inclemente, llevándose en sus brazos acuosos lo que le sobra al bosque.

Tal cual es la vida, las tormentas son necesarias, depura los campos de la existencia efímera.

Y en un soplo desapercibido el firmamento se desviste de los ropajes grises y la magia ocurre…

La depuración manifiesta en el verdor de los campos, los ríos corriendo cristalinos y el sol como lámpara mágica mostrando el milagro.

Así es el diario vivir cuando se resiste a la tormenta, vidas renovadas decoradas de lecciones aprendidas…iluminando el camino de los que le circundan. Nada es en vano en el paraíso de Dios, todo ocurre por motivos insospechados.

Nada es en vano, todo es necesario y nuestro devenir es a la razón de lo incomprensible, tal cual como los prados después de la lluvia…lucen un nuevo atuendo sin buscarlo.

Christian E. Castiblanco, Poemas a Dios.

Fotografías, Valle de Teusacá, Colombia

Un comentario en “Depuración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s