Crónica del desamor II

II. Recuerdo siniestro

En la penumbra de la noche se desliza su recuerdo como sombra sigilosa a robar mi sueño, desvela y tortura como un verdugo implacable, sin dejar oportunidad para la piedad. Su aliento entre las sombras paraliza, calla el respiro, enjaula el huir…así inmóvil su víctima sufre.

Allí en la espesa tiniebla
aparece una tímida luz, la agarras sin pensar y te aferras a ella como el salvavidas en medio de la tempestad del dolor, por fin piensas es deshacerse de sus cadenas, aquel sometimiento del recuerdo siniestro.

Y ahí está, la indiferencia deshace su influjo, el olvido lo devasta y al fin entiendes que no es tangible, tan solo es una ilusión fallida, inicias a liberarte y duele como la herida que va sanando…como niebla al sol las sombras se disipan, de nuevo vez la cima de tus anhelos, vencer y ser feliz son tu meta.

Nancy Arévalo, Colombia

Edición: Christian E Castiblanco, Letrologias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s