Crónica del desamor IX

IX. Alzar el vuelo

Se calla el ruido invernal, inmóvil ante la escena el alma se regocija y un impulso inusual le hace querer volar, despliega sus alas majestuosas con el ímpetu inesperado del arcoiris, deshecha la angustia de antaño y se levanta hacia su último rumbo dejando atrás dolores y tristezas.

En el trayecto, las alegrías simples son grandeza, las compañías sencillas son abrigo inesperado en el frío de los días, como imán atrae todas aquellas cosas que le llenan su vida de luz…nuevos aires que avivan el fuego del propósito.

El velo al fin deshilachado se esparce por los aires, dejando ver el rumbo hacia la cima, recogiendo las lecciones de cada amanecer y la felicidad que siempre estuvo callada en la palma de las manos. Esa antorcha que vence los monstruos del ayer, acalla las voces que nos venían opacando, dándole razón y vida a nuestras desdichas.

Sepultados quedaron los laberintos de los recuerdos oscuros, la excusa perfecta a los días grises de ansiedad y enfermedad, esa queja interminable que nos seducía, cegando las luces que insistían en iluminar el camino. Ahora todo es más claro desde arriba y la colección de la dicha va creciendo al ritmo de las estaciones.

Idea original: Nancy Arévalo, Colombia

Edición y fotografía: Christian E Castiblanco, Letrologias

2 comentarios en “Crónica del desamor IX

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s