Mujeres versos, el diario de Julie

Llegan aires hispanos de poesía surgidos de la española Julie Sopetrán, cuya pluma magistral pinta el silencio de verde, espíritu de savia que susurra en el horizonte sobre la íntima contemplación de las cosas sencillas. Miradas que reflejan la magia que nos rodea, en esa quietud nacen los versos que con sus pupilas envuelven las sombras para iluminar los días. Miedos deshechos en letras que avivan el retorno al origen tras los pasos melancólicos de las huellas andadas. Frenéticos destellos tras el roce con la piel, una multitud de sentires que alumbran como inmenso fuego que quema pesares y arrulla placeres. Cada pedacito de su universo poético nos trae una atisbo de su vida y obra.

Bienvenid@s al diario de Julie

DOS VERDES JUNTOS


¡Verde!
Verde claro
verde oscuro
verde primero
verde segundo
¡Dos verdes juntos!
Del verde prado
del verde puro,
del agua verde,
del aire verde
Tú eres mi verde
del verde musgo.
¡Dos verdes juntos!
Donde hay un verde
mi cielo es verde,
mi tierra es verde
del verde crudo.
Serás mi verde
del verde puro
del agua verde.
¡Dos verdes juntos!
Verde tu verde
junto a mi verde
claro y oscuro
alma del verde
¡Dos verdes juntos!
Dos voces verdes
Dos besos verdes
Dos llamas verdes
Dos verdes surcos
Los hijos verdes
del verde mundo
¡Dos verdes juntos!
Mi sangre es verde
mi vida es verde
mi muerte es verde
mi amor es verde
del verde turbio
Mi poeta es verde
verde profundo.
Verde primero
Verde segundo
¡Dos verdes juntos!
Y es verde el verde
del verde surco
Se engendran verdes
los verdes frutos
del amor verde
del verde sufro.
¡Verde primero
verde segundo.
Juntos muy siempre
muy siempre juntos!

NOTA: En Castilla, sólo hay dos verdes, se ve en los trigos, en las cebadas, verde claro, verde oscuro. En Galicia hay muchos verdes distintos. Este poema lo escribí hace años, observando el paisaje
que me rodeaba.

DETRÁS DE LA MIRADA
 
¿De quién es la mirada?
Aunque yo no la veo
son ojos escondidos
que a la vez son espejos.

Se me pierde el camino
se bifurca el enredo,
el nudo es espejismo
que diseña desiertos.
 
Siento tus ojos-noche
rodeándome el cuerpo,
cual viento que me lleva
con su tic tac muy lejos.
 
Si es de Dios la mirada
que me deja perdida.
¿Por qué no sabe el alma
si es con tus ojos-noche
con los que Dios me mira?

Nota: Aprendí a escribir en la soledad. Con la Naturaleza, libro abierto a todo poema. Compartir lo que te rodea con amor, ya es parte de la inspiración que se necesita
para trabajar y sobre todo, para sentir el poema. Estamos rodeados de poesía y hoy más que nunca, necesitamos verla y transmitirla.

AL PASO

Yo voy por esos mundos que no tienen salida
son mundos que me llevan al paso de las cosas;
me duelen los momentos cuando en ellos no hay rosas
y el temor a la muerte me deja mal herida.

A veces me detengo, confusa, arrepentida
quiero volver al óvulo sin rutas sinuosas;
separar las esencias y ver las luminosas
luciérnagas del alma, transportando la vida.

Me paro en la distancia que separa los mundos
me persiguen los dioses y me llaman las musas
hago caso a los seres de los mares profundos
y llegan a mi esencia razones inconclusas.

Voy buscando salidas por los soles fecundos
en los lados opuestos de las hipotenusas.


NOTA: Nací en un pueblo muy pequeño de Castilla la Nueva. Viví en Madrid, En California, En México, Amo Colombia y soy feliz en cualquier rincón de la tierra.
He publicado una docena de libros, tengo dos docenas inéditos y soy feliz mirando las puestas de sol.

CARICIA ILUMINADA

Se me para en la piel, luz milagrosa,
una caricia de infinito halago; 
revuelo de palomas sobre el lago
en limpio cristal verde que reposa.
Metido en cada poro pulsa y posa
un paso que me pasa suave y vago,
tal cual hechizo que prepara el mago
sacando en remolino rayo y rosa.
Dichoso todo el cuerpo en el contacto
de esa mano invisible que no duda
y deja en rededor su pulso exacto.
Es brisa dulce que transita muda
y es mariposa reposada en tacto
sobre las auras de mi piel desnuda.


Nota. Mi lema es aprender de los que saben más y enseñar a los que saben menos.

©Julie Sopetrán http://eltiempohabitado.blog

Edición y recopilación: Christian E Castiblanco, Colombia

11 comentarios en “Mujeres versos, el diario de Julie

  1. Sin ser dicto a la poesía cada día amo más cada palabra que depositas en tus versos.
    Bellos, únicos e irrepetibles. Algunos buscamos inspiración en esa naturaleza que tan amorosamente describes y sólo encontramos la sinfonía que en ella armonizas. Mientras que algunos paseamos ferias y tertulias para vender libros, tú compones inmortal literatura hecha poesía. Te queremos tantoa ti y a tu dulce semblante que irradias como a la sensibilidad que siembras en tu amada naturaleza. Sigue en esa eterna tarde de sabiduría dándonos los magistrales versos que tanto necesitamos.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s