Mujeres versos, el diario de Mariela

El cosmos poético de la colombiana Mariela Barreto brilla por si solo desde la infinidad de sus letras, cual estrellas que emergen desde la sensualidad de su inspiración. Trata de descifrar el misterio de la empatía desde una voz que lee poesía y  acuna sensaciones que van más allá del tacto. Una composición de dos almas que en ríos de tinta nombran la inmensidad de las cosas sencillas que emanan la esencia de su gran arquitecto. Versos que susurran pasiones envueltas en sabores y olores magistrales que deshacen la monotonía de los días para sumergirse en el éxtasis inconmensurable. Un canto que destila el almíbar de las letras deleitando el oído, creando universos.

Bienvenid@s al diario de Mariela

INDESCIFRABLE

¿Qué misterio hay en vos… en tu voz

cuándo leés poesía?

Una voz perezosa como el despertar

de las piedras en el alba del río.

Una voz sigilosa como ladrón

que entra a hurtadillas en la morada del alma.

Una voz suave como rumor de golondrina

que en invierno emigra al nido de mi pecho.

Una voz lenta y larga como

el paso del leopardo en vigilia de su caza.

Ese es tu enigma cuando leés poesía,

cuando Los amorosos de Sabines recitás

al mutuo insomnio de nuestra luna.

Y… entonces me vuelvo a preguntar:

¿Qué misterio hay en vos… en tu voz

cuándo leés poesía?

Un poema a dos tintas…                                                   

LOS NOMBRES DE DIOS y LOS NOMBRES DEL DESEO

Homenaje a Margerite Yourcenar

1. Se llama higo.

2. Aroma de duraznos
entre las lápidas
del panteón.

3.Relámpago, tamarindo…

4.Viento entre los mangos.

5.Nanche.
olor a nanche.

6. Peral en sombras.

7. Gota de rocío
corriendo por un limón.

8.Sandía devorada por un niño.

9. Alba de albaricoques.

10. Fruto de aire, canela.

11. Lima picoteada por los tordos.

12. Mango.

13. Manzana de Eva.

14. Reflejo del limón que se lleva el río.

15.Borojó.

16. Uchuva, perla de oro.

17. Naranja, casa de las abejas.

18. Pomarrosa.

19.Maracuyá, olvido…


                                            Rafael Antúnez

1. Piña abriendo
        grietas en la lengua.

2. Piel pulpa
      lychee entre los dedos.

3. Nísperos en llamas
        ardiendo entre las manos.

4. Melones jugosos
            bien puestos en las nalgas. 

5. Olor a semillas de pitahaya.  

6. Pera de Adán:
        Luna pecosa suspendida en el cuello.

7. Mordisco de sandía.

8. Tajadas de fresas
               rodando por la ingle.

9.Cristales de mandarina
                 naciendo del ombligo.

10. Frutos colgantes.

11. Manzana de Eva
             susurrando delicias al oído.

12. Aroma de café     
              a las seis de la mañana.

13. Último banano del racimo.

14. Todos los frutos.

15.  Olor nocturno del maracuyá en leche. 
                              
16. Fruta sin nombre.

17. Fruta que en el interior grita:
         Ahhhhh……ayyyyyyy…….  ahhhhhhh……

18. Fruta que transpira.

19. Fruta que reza:
              Oh Dios, oh Dios mío.

20. Fruta bendita  que en el culmen te eleva:

                Asciendes
         Asciendes
Asciendes

Hasta llegar a Dios. 

                                             Mariela Barreto

LABIOS


Cavidad cálida,
Ajustada;
suave como
piel de durazno
de la cual bebes
cristales de savia.

AULLIDO

Mis ojos no pueden más
que fijar sus pupilas
en tu pecho;
cubierto por ese espeso follaje
umbrío, húmedo
en el cual
mi olfato se pierde
en medio del olor
enmaderado
que impregna tus bosques. 


Ahí, en ese territorio tan mío,
remanso para mis mejillas
la mujer lobo que me habita
encuentra su guarida
para correr hambrienta,
danzar libre
y aullar la noche de nuestro encuentro.  

LLUVIA

Es el ritmo,
no la lluvia.

Es su sonido,
el color de sus gotas.

Su precipicio al vacío,
Su canción en un tejado,
Su muerte contra el asfalto.

No es la lluvia.

Rosa Mariela Barreto Jiménez

1983, caleña de nacimiento. Ella es de esas personas que bailan salsa como descosida, con el movimiento propio de piernas y caderas que han visto la luz del sol por primera vez en la sucursal del cielo: acelerado y sensual!

Adoptada por su Bogotá del alma, en esta ciudad creció, se hizo abogada y escritora con una maestría en escrituras creativas de la Universidad de Salamanca, España. Ha viajado por varias partes del país en festivales y recitales de poesía para dar a conocer su trabajo poético muy marcado por el erotismo y algo de existencialismo como se puede vislumbrar en sus dos libros publicados por el Grupo Editorial Ibáñez, sello Uniediciones -hoy Skepsi- “Bocetos para un poema de amor Gris” (2016) y “Meridiano Cero” (2018).

Actualmente motivada por la pluma, por los tiempos de cambio y la necesidad que tenemos de contar una y otra vez nuestra historia de guerras y despojos; de hambre y de injusticia; de zozobra y corrupción, se ha animado a escribir poesía social, género en el que apenas incursiona, pero para esta ocasión nos compartió su poesía erótica.

Edición y recopilación: Christian E Castiblanco, Letrologias

Anuncio publicitario

4 comentarios en “Mujeres versos, el diario de Mariela

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s