Blog

Redimidos

Libro I Ávido de carne.

I parte

Viéndose las manos llenas de sangre ya púrpura porque han pasado quizás más de dos horas desde que encondido entre los saucos asechaba a la niña que inocentemente jugaba a la orilla de un charco cercano a su casa con un barquito de papel.

Con la tenue luz del sol, en una mañana de frescos aromas rodeando las lujosas casas en mediaciones de los cerros orientales, esperaba con ancia como perro en celo cuál sería su próxima faena, como el mismo la llamaba, cuando se pavoneaba de sus horrendas hazañas sexuales tomando BBC en algún bar del Mirador con sus ingenuos amigotes, que creían que eran aventuras pasajeras con chicas recién llegadas a la ciudad o de los pueblos cercanos.

Tras ver que nadie estaba atento de la criatura, salía de entre los saucos emitiendo un chillido aterrador, pasaba desapercibido pues parecía el mismo que hacían los toches cuando aparecen en los prados a picar y comer cucarrones. Encima de la pequeña humanidad que llena de pavor no podía ni gritar le colocaba una gruesa cinta decorada de emoticones de diablos, caras tristes y enfermas, quizas como su mente que en ese mismo momento solo pensaba en desnudar, penetrar, lamer, morder y matar.

Avido de carne, ya en su guarida improvisada desde el día anterior, trae haber estudiado a detalle su víctima y estaba totalmente planeado su macabro plan. Encerraba en una casucha de ramas y plástico a la aterrada niña que tan solo gritaba con una mudez que se manifestaba en los ríos de lágrimas que huían de sus desesperados ojos.

Primitivo e insaciable le arrancaba el vestido enterizo de Offcorss rosa, mientras que movia su pelvis con el miembro erecto al aire, ese aire que sordo era el único testigo del horror.

Terminaba su faena, cuando ya el cuerpo perdía su vida, cuando el color del rostro de la víctima se esfumaba en el pálido muerte y su calor como humo se desvanecia entre las piernas del devorador que gemía mientras mordia el cuello de la ya inerte niña.

A sus amigos solo les contaba los instantes de efervescencia, de poses y juegos sadomosoquistas al estilo de 50 sombras de Grey, que en efecto eran mentira, ya que lo hacía con el frío despojo de humanidad que penetraba mientras lo mordia para bañarse en su sangre aun tibia.

En la fría noche mientras se percataba que ya no estarían buscando a la victima por ahora, salia sin dejar rastro, solo la escena tapizada de abundante eucalipto que había recolectado con anterioridad.

Podrian pasar meses hasta que encontraran el cuerpo, pues aquel sepulcro improvisado pasada desapercibido ya que casi siempre lo hacia detras de alguna colina inhóspita o en alguna cueva hecha por una antigua explotación de material para construcción ya abandonada por años.

En la comodidad de su casa cerca al parque de Chingaza donde la vista era de ensueño, se bañaba mientras miraba como hipnotizado aquella sangre púrpura que corría diluida por el sifón de plata de su lujoso baño.

Para que después durmiera como bebé en su cama Queen, acompañado de su perro Gran Danés Giorgio, mientras la vocecita en sueños le mostraba la próxima faena a planear.

Christian Casbaker, 2019.

Anuncios

Eramos

Éramos perfectos, ahora de errar nos construimos.

Lo teníamos todo y ahora sudamos por tener un poco.

Éramos grandes ahora somos mínimos ante la gigante mirada de un todo infinito.

Imperfectos aún sabemos cómo llegar a ser inmunes al mal.

Pero andamos a tumbos rodeando el abismo, orgullosos de no querer aceptar lo bueno.

De lo superfluo y efímero se alimenta las cortas horas de nuestro respirar.

Y no entendemos de la savia eterna de la que siempre nos han hablado.

Aún así el sol nos alumbra a todos …

 

Christian Kathartes, Colombia.

eden

Del buen obrar y las pruebas

El obrar bien tiene sus consecuencias, en un mundo como el actual donde esta latente la naturaleza del hombre; los obstáculos siempre estarán a la orden del día siendo estos pruebas para auto-examinarnos constantemente y formarnos en el correcto proceder para tener la fortaleza ante las adversidades y en aquello que nos asecha para caer en el mal obrar, tal cual como la casa edificada sobre la roca (Mateo 7:24–27).

construye-tu-casa-sobre-la-roca-1024x576-1

La vida puede ser comparada con un gran sembradío, un campo de cosecha donde habrán plagas y ladrones que perturban lo plantado. Pero con una fe inquebrantable y la obediencia a la palabra de Dios, ciertamente se estará protegido para dar definitivamente buena semilla y fortalecerse en las tormentas que bien vistas purifican y edifican. (1 Corintios 10:13 )

GP-13-17-1 (2)

Christian Casbaker, 2019

Sobre la belleza

” La belleza no depende de las apariencias, sino de lo que hay en el corazón. Sean tranquil@s y amables, esa belleza no desaparece nunca y es valiosa ante Dios” 1 Pedro 3 – 4

Muchas personas se afanan por lucir bien, se preocupan tanto que descuidan lo más importante: su interior para con Dios, olvidan que para lucir verdaderamente bien es indispensable tener un corazón humilde, limpio y dispuesto a brindar amor incondicional. Aprendiendo a vivir en Cristo, se irradia una belleza superior a la que da el maquillaje, la ropa costosa y los adornos.

Christian Casbaker.

Somos como estrellas

Somos como estrellas fijadas en una gran constelación que suspendidas por el poder de un solo Hacedor, estamos destinadas a ser luz y mantener el equilibrio del universo que se nos consedio, fijar nuestra existencia en el Verbo de Verdad que da Vida…

Escritos de Vida

Bienvenid@ Amig@ Lector@

Queremos contarte que Letrologias se renueva a un nuevo espacio que iremos a denominar Escritos de Vida, el primer Blog de Literatura Cristiana en WordPress.

Nos transformamos atendiendo a la responsabilidad como seguidores de Jesús de hacer de nuestro entorno un mejor lugar basado en sus enseñanzas, porque está escrito que debemos anunciar las buenas noticias de su evangelio.

No de manera pragmática y teológica, sino haciendo uso de la poesía y la literatura en pleno. Escritos de Vida, nace para anunciar aquello que nos hace mejores personas, reflexionando en aquella sabiduría milenaria contenida en un solo libro La Biblia.

Así que disfruta de la paz que da estás letras, una invitación al arrepentimiento sincero y una profunda respuesta a los interrogantes más grandes.

Lee y Dios te bendiga.

Perfección

Nada más perfecto que las criaturas del Señor.

Ciertamente tienen la entrada anticipada a su reino.

Porque simplemente son perfectos.

En su cerebro sencillo y “primario” nunca aflora la codicia, la ambición y el rencor.

Solo emana la sencillez de una sabiduría humilde que siempre está en sinergia con la naturaleza.

Sin leyes y mandamientos viven en armonía,

sin idiomas ni doctrinas entienden y andan en lo correcto.

Su naturaleza de inocencia es irrespetada y aborrecida por los hombres.

Que en la complejidad de su cerebro supo tanto que halló la maldad.

Quizás trato de ser perfecto en la niñez.

Algo falló, todos lo saben, nadie lo admite.

Por su error ahora debe rogar por la perfección.

Emprendiendo hermosas luchas para ser simples.

Tanto se aprende de las criaturas del Señor,

que al despreciarlas y estar lejos de ellas.

Se pierde un poco del saber cómo ser perfectos.

Christian Casbaker, 2019

La familia no se divide

family

No dividamos con números

porque también la familia

entra en la  matemáticas

si la multiplicamos  dos por  dos  igual a  cuatro

después dividimos cinco en  cinco  es  igual a  uno.

Desolación  en  el amor  se  haga

Como  la piedra  en el  lago

sin darnos  cuenta

quedamos Ambulantes   sin hogar.

En el  ayer  brillaba  la  felicidad

Hoy recordando hermosos  momentos

Por  falta de estabilidad

Se va  la luz  del  día

llegando la noche profundizándose,

su  dolor agrio  sin  hallar  solución

para no entrar, en  esta  circunstancia

Es preciso multiplicar

Ancha  como  el poema

une fronteras, Va  en  silencio

Llenando  el vacío de un  corazón confundido

que  la  familia no se  divide, se  multiplica

Un mensaje  con  sentimiento

Permanezca  en  nuestro  lecho de  un  hogar.

 

CARLOS  ESPITIA