Lobo vestido de oveja

Y estaba viendo el lobo vestido de oveja, engañando con sus palabras decoradas a la multitud de ciegos, que no oyen sus asechanzas descaradas y sus contradicciones ideológicas, ponen su fe en este falso bienhechor y sus esperanzas son dadas por montones, a sus arcas obesas de codicia.