El vicario del caído

https://laicismo.org/la-fe-de-la-iglesia-catolica-mueve-montanas-de-dinero/185354 Tras las sombras diezmadas por la luz de la verdadera enseñanza, batallas de fe iban dejando regado los campos con la sangre de sus mártires. Las buenas nuevas como el ave fénix parecían a veces fallecer, pero regresaban cada vez con más fulgor, extendiéndose como una marea incontenible. Furioso el amo de las tinieblas, … Continúa leyendo El vicario del caído

Inhumano

Se delatan las sombras que susurran en el silencio, callan la mansedumbre y desatan el monstruo que la cordura mantenía encadenado. El desprecio y la ira se manifiestan sin razón contra los iguales, una mirada de ultratumba antesala de la tragedia. Sin explicaciones lógicas las manos ávidas de sangre moldean escenas de horror, mientras se … Continúa leyendo Inhumano

Serie y Versos, Deseo indecible.

El juego del calamar... Tantas formas del pensamiento, que retumban por doquier alimentando el ancia. Aires que traen recuerdos vestidos de anhelos, eso que no fue por razones desconocidas o por el descuido de la decidía. Hambre insatisfecha que los poderosos aprovechan para ganar y ganar por la miseria. Sistemas despiadados de fichas de ajedrez … Continúa leyendo Serie y Versos, Deseo indecible.

Satanás arrepentido, la melancolía del caído IV

Y por primera vez anhelo ver la luz del día, una fuerza indomable le hizo querer salir de aquella guarida en algún lugar de los Andes. Y como quien naciera de nuevo paso a paso fue hacia la luz al final del túnel rocoso. Descubrió al final un resplandor que casi le deja ciego, al … Continúa leyendo Satanás arrepentido, la melancolía del caído IV

Malos pensamientos

No son de afanarse, ni para flagelarse. Es nuestra naturaleza incierta susurrando y el ego vociferando. Es el anhelo insatisfecho de tener el control, la soñada omnipresencia. El pensar los puede hacer ciertos o en su alquimia los invierte. Se puede experimentar abrazar al que antes se quería matar o cambiar velos de lujuria por … Continúa leyendo Malos pensamientos