Montaña Oscura

Un día llegué a la montaña Oscura y pensé encontrar el útero de la felicidad,

allí en una bella oscuridad de tímidas luces vi unos ojos de selva intimidantes.

Una cabellera cósmica de violáceos trazos y una voz sirenica de seductoras notas…

pero el tiempo aclaro el opaco cerro y desvistió su verdadera faceta,

gélidos y desérticos prados, vestidos de espinos y cardos, tal como una planta carnívora.

No quería soltar a sus huéspedes y no pensaba en nada más sino en ella misma,

montaña oscura de bella estampa y opaco sentir.

Christian E. Castiblanco, Mujeres Versos

2 comentarios en “Montaña Oscura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s