Varones Versos, la bitácora de Antonio

Antonio José Caralps Sobrera desde San Agustín Teruel en España, canta versos de interminable reflexión y amor por la sencillez, esa misma sencillez empantanada por la fortuita tragedia de la guerra. Paradojas humanas que trascienden lo permitido y hasta la misma moral endeble. Voz que clama la ironía egoísta de los hombres que quieren adaptar todo a ellos…esa inmensa depresión que como cáncer inunda a las personas, víctimas y victimarios de una dualidad natural. La magia de sus versos es elixir aromático que deleita por su improvisada inspiración

Bienvenid@s a la bitácora de Antonio

Metamorfosis

Por el camino pasear
vi a un niño de corta edad
en sus ojos vi la felicidad
de pronto se detuvo y miro
miro a la tierra y el suelo
vio un trozo de rama
que la naturaleza cruzo,
si cruzo en su camino.
Esa misma naturaleza
que le permitía oír
el cantar de los pájaros.
Esa naturaleza que le enviaba
el viento silbante entre las
hojas de los árboles.
Miro a ambos lados
se agachó y cogió la rama.
Se levanto y miro el azul
azul del cielo.
Se volvió a agachar
y con la rama empezó
a dibujar y escribir en la tierra
algo así como un poema.
El tiempo pasó muy rápido,
a lo lejos se veían relámpagos
relámpagos en el cielo.
Un cielo que ya no era azul,
se estaba oscureciendo
cada vez más rápidamente.
Los truenos empezaron a sonar
cada vez más cerca de él.
El viento cada vez más frío y fuerte
comenzó a borrar de la tierra de
Esta Tierra lo que él había
dibujado y escrito,
aquel poema comenzó a desaparecer
el niño sintió miedo
un miedo atroz.
Levanto su mirada al cielo
para cubrir sus ojos de lágrimas.
El viento ya no cortaba su silbar
con las hojas de los árboles,
en su lugar algo muy veloz
cortaba el viento.
Las lágrimas inundaban sus mejillas
los relámpagos cada vez más
sí más cercanos,
y los truenos sonaban
sonaban una y otra vez
a su alrededor.
Pero está vez convertidos
en fuegos destructores, detonaciones
y explosión de bombas
bombas que comenzaron
a caer a su alrededor.
Sembrando muerte y destrucción
por doquier.
Aviones silbantes, silbando
su triste canción de muerte.
Y el niño, si aquel niño feliz,
el niño llorando y gritando.
Hasta parar de gritar
ya solo lloraba.
Poco a poco las bombas
dejaron de sonar a su alrededor,
ya tan solo el fuego
el fuego purificador ardía
ardía sin cesar y por todos lados
dio un paso al frente
después otro y otro más
hasta que finalmente su pie derecho
fue a pisar una mina antipersona
y después de esta gran explosión
si después aquel niño de corta
edad que dibujaba y escribía poemas
fue borrado de la faz de la tierra.
¿yo pregunto cuando existirá paz para
la humanidad?.

LISTAS VACIAS

Nombres y números
Listas vacías
Puestos en los pies
Cual calzado,
Pero todos ellos
Con el mismo tipo de letra.
Todos ellos en la misma bolsa
Bolsa de basura
Basura pendiente de ser
Seleccionada para poder ver en ella
Lo que se consume
Se usa o se tira, lo que se puede
Se puede aprovechar,
Si de verdad es algo aprovechable,
En féretros refrigerados
Para evitar que la descomposición,
Y la pestilencia que emite,
Y llegue a la pared que
Hace de frontera con la pared
Del local siguiente,
Lugar donde el terrateniente del lugar
Come carne muerta
De vete tú a saber que animal
Animal de dos patas.
Cual suculento manjar…

Idiomas impronunciables

Que cierran puertas
Cuando en el ayer
Todo eran ventanas
Todas las ventanas
Del mundo se abrieron
De par en par para gritar
Gritar por la paz.
Que pronto olvidamos
La vida y el valor
De la vida ajena.
Tristeza por doquier
Arrastrando agonía
En forma de pecado
Disimulado por el
Ego mal explicado.
Queremos cambiar
Cambiar el mundo,
¿para que?
Para volverlo mejor
O tan solo adaptarlo
A nuestra conveniencia…

Como ese grano


Grano de arena
En el mar de la maldad.
Como ese sueño
Sueño perdido
Que no se debe extraviar.
Como todo aquello
Que se perdió en el ayer.
Hoy que las bombas
Dejaron de sonar,
El miedo ajeno regreso.
El enemigo siempre
Siempre esta presente.
No sabemos qué forma tiene,
Solo sabemos, sabemos
Sabemos lo de siempre.
Temer a todo lo desconocido.
Los aliados del mal
Vicios menores
Televisiones y prensas.
Grotesco futuro
Oculto entre las sombras
Sombras del ayer.
Con las redundantes
Palabras de siempre,
Palabras de siempre
En el umbral de lo desconocido
Oculto para la gran mayoría.
Libertad cual utopía
Que mata poco a poco
El sentir y el vivir
Y solo pedimos eso,
Lo más simple
Lo que tristemente
Nos es negado siempre.
Poder vivir,
Vivir en PAZ…

FONDA DEL TOZAL

Como flores de rosal
Palabras al viento
En la fonda del tozal
Salen desde dentro.
De noche y de día
De risas y llanto
Es poesía
Pero tiene su encanto.
Suena la campana
Entre recuerdos del ayer
Semana a semana
Ven aquí a beber.
Cuando llega el anochecer
Cada cual tiene su instante
Hasta el nuevo amanecer
Y seguir adelante
Con el recuerdo
Recuerdo en la piel
Yo que si me pierdo
Búscame en Teruel.

Antonio José Caralps Sobrera, España

Edición y recopilación: Christian E. Castiblanco, Colombia.

7 comentarios en “Varones Versos, la bitácora de Antonio

  1. Enlazando palabras, construyendo versos, vas esparciendo sencillez, ternura y reflexiones. Siempre ácido y audaz El Ogro de Poesía Mundial. Un placer y un abrazo Antonio

    Le gusta a 1 persona

  2. Antonio, es una persona muy especial, con un estilo muy particular en su poesía, tiene el don de conectar con las personas, impulsarlas a compartir y disfrutar de la poesía, le tengo en alta estima, en corto tiempo ha aprendido mucho gracias a él, le deseo muchos éxitos en todos sus proyectos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s